15 ene. 2010

Reforma Fiscal (2010): subida de impuestos, más dispersión y más complejidad.

Resulta conocido que la entrada de 2010, entre otras, nos trae una subida de impuestos, casi generalizada y, además, como viene siendo ya habitual un aumento en la dispersión normativa del sistema fiscal español y, por último, también nos estamos acostumbrando al incremento de la complejidad documental y, en determinadas situaciones también, conceptual.

Admitiendo como un mal necesario, según los argumentos gubernamentales, la subida de impuestos no tiene justificación alguna, desde nuestro punto de vista, que los contribuyentes -los que sufren y pagan los impuestos- tenga que acudir a una cantidad excesiva de disposiciones para cumplir con la legalidad vigente y, por supuesto, pensando si no se quedará alguna por consultar.



Las últimas manifestaciones de la dispersión comentada están muy próximas:
En este sentido, recientemente, el Consejo de Estado ha manifestado que en materia tributaria hay preocupación por la creciente fragmentación del ordenamiento jurídico.

De igual forma, el portavoz del colectivo que aglutina a los inspectores de Hacienda (IHE), Francisco De la Torre. Desde este colectivo señalan que el trabajo del día a día de los expertos en fiscalidad se está complicando. “Son cosas para iniciados, a veces no sabes dónde estás”, asegura.

La dispersión normativa es tremenda y la Dirección General de Tributos tiene que dar su criterio sobre cada vez más cuestiones. Además muchas de estas nuevas normativas llegan en un momento en el que se produce el mayor aumento de impuestos de la democracia, lo que no ayuda a la transparencia.

En estas circunstancias se nos ocurre una serie de atributos que podrían utilizarse para calificar, adecuadamente, el actual sistema impositivo español, que mostramos en el siguiente esquema:


Es cierto, faltan otros posibles atributos como: recaudatorio, sancionador, exigente, formal, rígido, chapucero, inseguro jurídicamente, etc.

¿Qué atributos encajan mejor? ¿Qué otros deberían añadirse? Esperamos sus aportaciones.


Y, para concluir, recogemos un detalle del impacto de la subida de impuestos en un gráfico realizado, por el Registro de Economistas y Asesores Fiscales (REAF), que nos parece muy ilustrativo:



Entradas relacionadas:

Archivo del blog