4 ene. 2010

La actividad profesional alrededor de la mesa (I).

Alrededor de la mesa se llevan a cabo importantes operaciones profesionales. Desayuno, almuerzo o cena pueden ser un momento propicio para negociar, estrechar relaciones, comunicar noticias, festejar o, simplemente, hablar de trabajo en un ambiente más relajado y distendido, pero mucho cuidado con las reglas sociales: es en la mesa donde más se revela nuestra educación y discreción.


Teresa Baró, experta en comunicación personal y de empresa, señala que durante la comida la discreción al hablar y al comer será nuestra mejor carta de presentación.
La conversación es un ritual en el que se alterna el hablar (mientras el interlocutor come) y el comer (mientras el interlocutor nos habla). Es necesario encontrar el ritmo adecuado de esa alternancia para no acabar demasiado deprisa o quedarnos con el plato lleno porque monopolizamos el diálogo.


Recuerda, Teresa Baró, que hay algunos temas prohibidos en la mesa: religión, sexo, enfermedades y política (excepto si este tema es compartido por todos o forma parte del tema que se debe tratar). En general, evitaremos cualquier cuestión que pueda provocar tensiones o derivar la conversación a temas muy personales, ordinarios o estrictamente privados.

El tema profesional motivo de la comida se puede dejar para el segundo plato o los postres, una vez se ha establecido un clima de confianza, sobre todo si no conocemos mucho a las personas con las que tratamos.

En estas reuniones demostraremos nuestro máximo interés por el asunto y por los interlocutores, por lo que procuraremos no abandonar la mesa y no atender ninguna llamada o mensaje de móvil. Es más, cualquier dispositivo móvil debería estar guardado y en silencio durante todo el encuentro.

Más información: Trabajo y negocios alrededor de la mesa (iuris).

Imagen: cocina.org

Archivo del blog