11 nov. 2009

Flexibilidad + Seguridad = Flexiseguridad laboral (I)

Son muchas las voces que desde hace tiempo vienen reclamando una reforma laboral que permita flexibilizar las condiciones que se derivan de la relación contractual vinculada al trabajo.

Además, en estos últimos días que los agentes sociales acercan sus posturas, también se habla de los avances en el mercado laboral de algunos países europeos, que han conseguido frenar el crecimiento del paro, con estrategias orientadas al fomento de la flexibilidad combinado con la seguridad. Hemos de significar que, en principio, son dos términos que nos gustan y su alineación podría ser interesante.

¿Qué es la flexiseguridad laboral?

Cuando hablamos de flexiseguridad nos referimos a un grado elevado de flexibilidad, obtenido mediante:
  • mayores facilidades en la contratación y
  • menores rigideces en el despido,
  • con un nivel también alto de protección social a través de prestaciones por desempleo generosas,
  • aunque sujetas a la búsqueda activa de empleo y una actitud proactiva en la recolocación de parados.

Además, hemos de considerar que la respuesta estrátegica global de la UE, ante los desafíos que supone la crisis económica en el cortoplazo y los retos presentes y futuros de la globalización, consiste en promover la elaboración sistemática de estrategias nacionales de reforma para mejorar la adaptabilidad de los trabajadores y de las empresas a este nuevo y cambiante contexto económico. Europa se orienta para ello en el enfoque equilibrado de la Flexiseguridad como instrumento de modernización de los mercados laborales nacionales.

La manifestación de la flexiseguridad en el mercado laboral alemán que se está tomando como referencia, aunque los pioneros en su aplicación fueron los países nórdicos, consiste en el ajuste de la plantilla, con la consiguiente reducción de la producción, cobrando el trabajador: por una parte, de la empresa por las horas trabajadas y, de la otra, mediante una compensación de la adminsitración por las horas no trabajadas. En esta situación se estima que, en la actualidad, existen más de un millón quinientos mil empleados.

En este sentido, comenta la prensa económica que el Ministro de Trabajo ha señalado que podría existir un amplio consenso entre sindicatos y patronal para abordar un nuevo sistema laboral que permita a las empresas hacer suspensiones de horarios, tal como ocurre en Alemania.

Es evidente que este sistema genera muchas luces pero también bastantes sombras, que esperamos poder aportar nuestra opinión en la próximas entrada.

¿Qué opináis de la flexiseguridad?

Entradas relacionadas:

Archivo del blog