30 mar. 2010

Las cargas administrativas en las PYMEs (Parlamento Europeo).

La reducción de cargas administrativas aprobada por la Eurocámara se centra en la formulación y publicación de información financiera mediante las cuentas anuales.

El pleno del PE ha apoyado la propuesta con 445 votos a favor, 196 en contra y 21 abstenciones. En la resolución legislativa, los diputados piden una revisión general de las Directivas Cuarta y Séptima sobre Derecho de sociedades.


Cerca de 7,2 millones de empresas en la UE están obligadas a informar de su situación financiera. Alrededor de un 75% (5,4 millones) de esas empresas son microentidades que operan fundamentalmente en mercados locales y regionales, sin desarrollar casi ninguna actividad transfronteriza. Esta propuesta permitiría a los países de la UE simplificar el entorno en el que operan las microempresas suprimiendo los requisitos actuales de información financiera. Esta medida tiene como objetivo mejorar la competitividad de estas compañías y aprovechar al máximo su potencial de crecimiento.

La propuesta aprobada consiste en la exención de tener que presentar las cuentas anuales a las empresas que cumplen dos de las siguientes condiciones:
  • balance total inferior a 500.000 euros,
  • volumen de negocios neto de menos de 1.000.000 de euros y/o
  • media de 10 empleados durante el ejercicio.
Con el objetivo de evitar que la norma afecte a la transparencia y al acceso a la información de las microempresas, los diputados dejan claro que, como mínimo, éstas deben estar obligadas a seguir llevando un registro en el que consten las transacciones comerciales y la situación financiera de la empresa.

La UE cita un estudio en el que se afirma que el coste medio para cada empresa que supone cumplir con las directivas de contabilidad asciende a 1,558 euros.
De esta cantidad, las cargas administrativas suponen 1.169 euros. Si todos los Estados miembros eximieran a las microempresas de presentar las cuentas anuales y no impusieran ningún requisito adicional, la propuesta podría suponer un ahorro de 6.300 millones de euros.

En esta situación, considerando que la información referida (cuentas anuales de las microempresas) no se encuentra en la mayoría de los casos auditada, nos preguntamos ¿Se puede informar de la situación patrimonial y financiera de la empresa sin tantas cargas administrativas? Estamos convencidos que sí. ¿Se reducirán las cargas impositivas? Lo dudamos.

Entradas relacionadas:
Imagen original: Qué leer