23 mar. 2010

5 Argumentos de optimización de la tesorería de la empresa (I).

En un contexto de escasez de liquidez, en el que la capacidad de financiación se ve mermada o anulada, el Estado de Flujos de Efectivo (EFE) se convierte en la mejor herramienta para anticipar posibles escenarios de disminución de las reservas de tesorería o detectar áreas con potenciales reducciones de costes, lo que revierte directamente en un incremento del diferencial favorable a la tesorería.

Resulta conocido que EFE es un documento contable de generalizado uso en las empresas, que con la entrada en vigor del Plan General de Contabilidad (PGC) adquiere la categoría de cuenta anual (no siendo obligatorio para las empresas que puedan formular balance, estado de cambios en el patrimonio neto y memoria en modelo abreviado).

El EFE muestra la capacidad de generar efectivo o equivalentes al efectivo así como las necesidades de liquidez de la empresa debidamente ordenadas en tres categorías: actividades de explotación, inversión y financiación. Para ello, presenta las diferentes entradas y salidas de efectivo atendiendo al destino o fuente de procedencia, lo que permite un estudio de la capacidad de generación de efectivo por concepto.

Al margen de la distribución de salidas y entradas de efectivo por concepto, será posible ubicar la información temporalmente, mediante el establecimiento de diferentes horizontes, de forma que se refleje el estado de la empresa en distintos períodos o instantes.

  1. Reducción del DSO (Days Sales Outstanding, por sus siglas en inglés) y gestión avanzada y centralizada de clientes.
  2. Empleo de plataformas de comunicación bancaria.
  3. Registro y contabilización electrónica de facturas.
  4. Optimización de la gestión de deuda y exposición a divisas extranjeras.
  5. Sistema de conciliación avanzado y control de gastos financieros.

Uno de los principales canales de optimización de los flujos de efectivo, del que nos ocupamos en esta primera entrada, es la reducción del período medio de cobro a clientes, el cual puede verse mejorado de diversas formas:
  • Adoptando políticas de control de indicadores de calidad en la producción de forma que el númerode reclamaciones de clientes disminuya.
  • Optimizando en tiempo el envío de pedidos a los clientes.
  • Dotando al cliente de un canal de consulta dela factura emitida que minimice el tiempo dedicadoa las reclamaciones de los clientes.
  • Centralizando la gestión de clientes en un único departamento.
  • Asignando ratios que reflejen la confianza de cobro asociada a un cierto grupo de clientes.
  • Renegociando las condiciones de pago.
Y, por supuesto, con pronunciamientos legales como ha sido la aprobación de la Ley de Morosidad que debe acortar los plazos de cobro de empresas públicas y privadas.
En la siguiente entrada detallaremos los aspectos concretos del resto de argumentos de optimización que hemos enunciado.

Fuente: Tabla de Cash-flow, Roberto Merino Solana y Javier Palao

Entradas relacionadas:
Imagen: adaxx