22 sept. 2009

Devolución de impuestos, alquileres de viviendas...., últimos focos de fraude en internet.

Los intentos de fraude por Internet siguen multiplicándose. A los falsos reembolsos de impuestos (el último hoy mismo) se le une el mercado de alquileres de viviendas, según denuncia Facua (consumidores en acción).


El plan de acción consiste en que los supuestos propietarios piden una cantidad por adelantado con el argumento de que les resulta imposible enseñar el piso porque dicen vivir fuera de España o que tienen que marcharse urgentemente al extranjero.
Con esta excusa, proponen como método ingresarles el importe de uno o varios meses en concepto de fianza en el caso de alquileres larga duración para vivienda habitual o estudiantes, cantidad que puede representar buena parte o la totalidad del importe en el caso de los alquileres en vacaciones.

El método de pago que exigen consiste en una transferencia o el envío de una remesa de dinero directamente al que se identifica como propietario o a la supuesta cuenta de una empresa de mensajería, asegurando que ésta se encargará de entregar las llaves del inmueble y el contrato de alquiler inmediatamente después de la transacción.
Sin embargo, la empresa que mencionan no ofrece dicho servicio ni los anunciantes son propietarios de la vivienda, siendo los propios estafadores los que recibirían directamente las cantidades exigidas.
Señala Facua que, generalmente, los precios anunciados por los timadores son muy sugerentes, utilizando el argumento de que necesitan alquilar pronto, y sólo se ofrece el correo electrónico como medio de comunicación. Sin embargo, también hay casos de precios acordes al mercado y teléfonos móviles de contacto.

Precauciones a adoptar:
  • Verificar que el arrendador es el dueño del piso a través de los registros de la propiedad puede ser una vía para evitar estos fraudes, aunque siempre partiendo de que también existen casos de suplantación de identidad, por lo que si se envía dinero, debe garantizarse que el destinatario es el auténtico propietario.
  • No pagar nada por adelantado sin haber entrado en el inmueble, es evidente que esta práctica es habitual, especialmente en alquileres vacaciones.
  • En cualquier caso hay que destacar que realizar el envío de remesas de dinero es más peligroso que una transferencia bancaria, ya que generalmente las entidades bancarias permiten revocarlas en un determinado plazo.
Como sucede en estos casos, expresar con rotundidad que son situaciones aisladas que en ningún caso puede (ni debe) generalizarse, pero sí denunciarse para tratar de combatirlas por el irreparable daño que ocasiona a los sectores afectados.

Fuente: Facua.

Imagen: dreamstime.