24 jun. 2009

La financiación de las PYMEs: una cuestión de supervivencia.

Recientemente hemos comentado en este blog (La financiación de las PYMEs: una cuestión de Estado) la importancia económica-social de las PYMEs y las herramientas que la administración española ha puesto para la mejora de su financiación.


En esta entrada queremos mostrar la incidencia que la crisis económica está ocasionando en estas empresas, para ello tomamos las cifras que CEPYME acaba de publicar:

En 2008:
  • Cerca de 74.000 empresas cesaron en su actividad.
  • De éstas, la práctica totalidad (un 99,8%) fueron Pymes.
  • Por tamaño empresarial, las caídas en términos relativos fueron más acusadas en el tramo de empresas de 10 a 49 empleados, es decir, entre las pequeñas empresas.
  • Por su parte, el descenso del número de autónomos durante el mismo periodo fue de 85.219 afiliados al Régimen Especial, esto es, una caída interanual del 2,5%.
  • En cuanto a la evolución del empleo, más de 900.000 trabajadores dejaron de prestar sus servicios en estas empresas durante 2008. De éstos, aproximadamente un 93,0% lo hacían en las Pymes. El descenso del empleo más acusado se produjo, en términos relativos, en aquellas empresas de entre 10 a 49 trabajadores, es decir, entre las pequeñas empresas. La evolución reciente de la actividad y del empleo entre las Pymes mantiene un importante deterioro.
En mayo de 2009:
  • Aproximadamente, 100.000 empresas han cesado su actividad con respecto el mismo periodo del año anterior. Esto supone una caída en términos relativos del 7,1%.
  • De éstas, el 99,8% son Pymes.
  • Asimismo, en mayo de 2009 el descenso de la afiliación al Régimen Especial de Autónomos fue del 5,0% interanual, es decir, 172.113 autónomos menos que en el mismo periodo del año anterior.
  • En cuanto a la evolución de los trabajadores, su número se ha reducido considerablemente en mayo de 2009 con respecto el mismo mes del año anterior. Cerca de 1.227.000 trabajadores han dejado de prestar sus servicios en las empresas inscritas en la Seguridad Social, esto es una contracción en términos relativos del 8,3%. De éstos, aproximadamente el 83,0% se ha producido en las Pymes, registrando el empleo una caída en términos interanuales de aproximadamente el 11,0% en el mismo periodo.

Continúa señalando el informe de CEPYME que pese a las medidas que se han puesto en funcionamiento para solventar los problemas a los que se enfrenta la economía española, aún persisten aquéllos que más afectan a las Pymes y los autónomos. Entre éstos destacan los relacionados con la situación financiera de las empresas derivadas en gran medida de los problemas de acceso a la financiación.
La Encuesta Empresarial sobre el Acceso al Crédito que recientemente ha publicado el Banco de España, correspondiente a marzo-abril, muestra la continuidad de unas condiciones de acceso al crédito restrictivas para las empresas que tienen una situación financiera más ajustada, en las de menor tamaño y en las inmobiliarias y constructoras.
Por su parte, la Encuesta sobre el acceso de las Pymes a la Financiación Ajena que se elabora en colaboración con el Ministerio de Industria muestra en mayo los siguientes resultados:
  • El 86,3% de las Pymes que se ha dirigido a entidades financieras ha tenido problemas para acceder a la financiación, manteniéndose elevado este porcentaje desde comienzos de 2009.
  • La financiación de circulante sigue siendo la principal necesidad de las Pymes. En concreto el 78,3% de las Pymes ha demandado recursos para esta finalidad.
  • Un 65,4% de las Pymes considera que las condiciones establecidas para acceder a las líneas del ICO son muy complejas.
  • De esta forma, un escaso porcentaje de empresas que acuden a solicitar recursos externos están siendo demandantes de estas líneas (32,8%), porcentaje que va aumentando gradualmente con respecto comienzos del año.
  • Asimismo, de las empresas que acuden a solicitar la financiación provista por el ICO, el 61,8% del total encontró obstáculos para la concesión de esta financiación. En cuanto a la evolución de las Líneas ICO destaca que de los recursos puestos a disposición (aproximadamente unos 40.000 millones de euros) sólo se hayan consumido en el entorno del 20,0% durante el primer semestre de 2009. Destaca, asimismo, que líneas de financiación que en los últimos años se ajustaban a las necesidades de las Pymes, como la Línea ICO-Pyme, o la Línea Emprendedores lleven una concesión de préstamo dispuesto por debajo del 30,0% de lo efectuado en 2008, periodo en el que se había producido un significativo menor acceso a estas líneas.
La morosidad ataca a las PYMEs.

Además, sigue manteniéndose un considerable aumento del impago en las operaciones comerciales, lo que agrava adicionalmente la situación económica y financiera de las Pymes y de los autónomos, siendo éste unos de los principales causantes de la desaparición de las empresas. La tasa de impago en importe de los efectos comerciales en cartera o en gestión de cobro de las entidades de crédito ascendió desde el 4,0% a comienzos de 2008 hasta el 7,0% a comienzos de 2009.
En la próxima entrada recogeremos las medidas para la mejora de la situación económica que plantea la CPYME en el informe referido.

Mas información: CEPYME

Imágenes: dreamstime